Como elegir guantes ciclismo Invierno

Cómo elegir unos guantes de ciclismo para el invierno

Entrenar bien, evaluar adecuadamente el rendimiento y equiparse correctamente son puntos que nunca deben ser minimizados por un ciclista. Y para andar en bicicleta en climas fríos, un par de guantes de invierno de calidad son esenciales.

Un buen par de guantes de ciclismo deben ofrecer calor, impermeabilidad y transpirabilidad. Sin embargo, en las tendencias del mercado actual elegir un modelo puede ser complicado entre tantas opciones.

Te contamos todas las claves que te ayudarán a saber cómo elegir unos guantes de ciclismo para el invierno. Encuentra la protección que necesitas para tus manos y rueda por la carretera en condiciones óptimas.

La importancia de unos buenos guantes para el invierno

Las manos son una de las partes del cuerpo más sensibles que están expuestas al frío cuando se monta en bicicleta. Ante el fuerte descenso de las temperaturas invernales, es necesario mantenerlas lo más abrigadas posibles. Por eso, los guantes de ciclismo de invierno deben ser imprescindibles en tu armario.

Pero mantener el calor no es lo único importante. Tener las manos protegidas trae consigo otras ventajas, como la protección contra caídas o impactos de objetos externos, o un mejor manejo de la bicicleta. Por eso, a la hora de elegir un guante u otro, también hay que tener en cuenta aspectos como la resistencia y el agarre.

Materiales que deben tener unos buenos guantes

Los materiales textiles utilizados en el diseño de los guantes de ciclismo de invierno dependen de las propiedades finales que se deseen obtener. Por ejemplo, los cortavientos e impermeables permiten luchar eficazmente contra el viento y la lluvia.

Otros guantes están fabricados íntegramente con material de neopreno y ofrecen un aislamiento total contra la humedad. Por último, la lana merina también se emplea como aislante térmico en determinados modelos de guantes finos y ligeros.

Cómo elegir unos guantes de ciclismo para el invierno

Los guantes de ciclismo de invierno están diseñados para un uso muy específico. Por supuesto, deben permitirle hacer frente a las condiciones climáticas, más o menos malas, que encuentre en su bicicleta, como frío intenso y seco, humedad y viento fresco. Sin embargo, también deben ser lo suficientemente cómodos y delgados para mantener la destreza suficiente para manejar la bicicleta, cambiar de marcha o frenar de manera efectiva.

Los mejores guantes de ciclismo de invierno para andar en carretera son aislantes, pero ofrecen una buena transpirabilidad de las manos. Dependiendo de su uso, la impermeabilidad de sus guantes también puede ser necesaria para hacer frente a la lluvia y la humedad.

Además, para elegir es importante tener en cuenta ciertos aspectos fundamentales, como el tipo de tejido, el corte o la movilidad de los dedos que permite cada tipo de guante o la medida adecuada para cada mano. Te contamos las características clave que necesitas saber para facilitarte la decisión.

Resistentes al agua

Los guantes de invierno deben ser impermeables para proteger las manos cuando empieza a llover o incluso a nevar. Esto mantendrá tus manos secas y menos frías, algo que es realmente esencial.

Protección térmica

El aislamiento térmico detiene el aire frío y mantiene el aire caliente generado por tus manos en los guantes. Pero en comparación con los guantes de esquí, esta protección no es demasiado gruesa para mantener al máximo la destreza de las manos.

Movilidad en los dedos para un buen agarre

Lo más aconsejable es utilizar modelos de guantes que te permitan tener una buena movilidad y un buen agarre al manillar.

Es preferible que tengan pequeños parches o refuerzos antideslizantes para poder manipular objetos y poder usar mejor las pantallas táctiles, algo bastante útil para tocar tu móvil y seguir la ruta que tengas establecida.

También te recomendamos que salvo que vivas en una zona muy fría o con mucha nieve como alta montaña, uses guantes independientes y no manoplas. Aunque existen modelos de estos para ciclismo (permitiéndote calentar mejor los dedos), los clásicos te darán mayor movilidad y un mejor agarre al manillar.

Buen ajuste en las muñecas

A diferencia de los guantes de ciclismo clásicos, ya sean cortos o largos, los guantes de invierno tienen un ajuste o cierre de muñeca más largo y grueso. Esto se hace mediante una banda de silicona, como en la cinturilla, bandas elásticas internas o cierres de velcro.

El objetivo es que el aire frío no penetre por la muñeca durante el movimiento de la mano. Aunque pierdes algo de movilidad respecto a un guante de primavera o verano, ganas calidez para mantener las manos a una temperatura óptima.

Elegir Guantes Ciclismo Invierno

Nuestros guantes para el invierno

Ahora ya conoces todas las claves sobre cómo elegir unos guantes de ciclismo para el invierno. Ten en cuenta todas sus características y lo importante que es escoger un buen modelo adaptado a tus necesidades.

En 4CIC somos especialistas en productos de ciclismo, explora nuestra selección de guantes bici invierno y encuentra la protección que te mereces para tus rutas. Puedes contactar con nosotros para resolver cualquier duda o recibir un asesoramiento de experto. Nos encargamos de encontrar la mejor solución para ti. Y tú, ¿ya tienes pensada tu próxima ruta de invierno?

Guantes Largos MTB Azul

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.